Descripción

Que sí, que no, que todo se acabó no es un cuento clásico aunque parezca. Muy por el contrario: el príncipe debe trabajar, no tiene un enorme Castillo con jardín sino sólo macetas en su balcón. Y la princesa…ay, ella sí sueña con un príncipe como los de antes. Si no puedes imaginar qué sucederá léelo y lo sabrás.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Que sí, que no, que todo se acabó”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.