Descripción

Comprar todo lo que deseamos no siempre es posible. Pero sí es posible usar la paciencia y el ingenio para idear la forma de conseguirlo. Eso aprendió Pedro el día que sus papás no pudieron comprarle una bicicleta y tuvo que trazar su propio camino hacia el ahorro. Sigue sus pasos y toma la ruta para tener una sana relación con el dinero.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El día que Pedro quiso una bicicleta.”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *