Descripción

Para conocer la historia de Ana, debes fijar tu atención en lo que te rodea. Los animales, los árboles o las estaciones del año tendrán las claves para que entiendas por qué su familia emigra cada cierto tiempo, vive en lugares extraños y habla una legua que no se parece al español. Ana te mostrará las costumbres, los hábitos y sentimientos que los pueblos menonitas experimentan todos los días en un territorio en el que son extranjeros, pero que inevitablemente hacen lo propio.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Ana, la menonita migrante”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *