Descripción

El Hombre de la Luna tiene un problema. La mayor parte de las noches manda rayos de luna a los niños de la Tierra y les ofrece una luz inextinguible que ahuyenta las pesadillas. Pero ¿qué pasa si hay niebla o está nublado? ¿O cuando la luna no está llena y no brilla? ¿Quién cuidará a los niños de la noche? ¡Necesita un ayudante! Y ha encontrado lo que buscaba: un hombrecillo dormilón que se llama Sanderson Mansnoozie (Sandy para los amigos), que puede ser perfecto… si el Hombre de la Luna consigue despertarle.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Sandy.”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *