Descripción

Ha pasado casi una década desde el final del libro anterior, y los hijos de Ana ya se han hecho mayores, todos excepto Rilla, quien a sus quince años es una joven coqueta, de encantadora sonrisa e irreprimible entusiasmo, cuya única ilusión es acudir a su primer baile en el faro de Cuatro Vientos. Ana y sobre todo Gilbert, están preocupados por la falta de expectativas de su hija menor y por el hecho de que su única preocupación sea divertirse. Pero el mundo de sueños e ilusiones de Rilla, comienza a resquebrajarse la misma noche del baile, cuando la sombría música del Flautista comienza a sonar, arrastrando todo lo que conoce y ama hacia el abismo de la guerra. Pronto sus amigos y hermanos se marchan a los frentes europeos, sus hermanas estudian en la universidad o se alistan como enfermeras de la Cruz Roja, mientras Rilla se queda sola en casa con sus padres. Sin embargo a medida que la guerra avanza Rilla comienza a madurar, crea la organización de la Cruz Roja Juvenil en Glen y acoge a un huerfano recién nacido. Junto con el resto de su familia, Rilla debe enfrentarse con la extensión de la guerra, la continua existencía en completa tensión y temor, y la muerte de millones de personas, algunas de ellas demasiado cercanas. Mientras tanto, el chico del que siempre ha estado enamorada Kenneth Ford (hijo de Leslie y Owen Ford), comienza a cortejarla, justo antes de ser llamado a filas, dejando a Rilla aún más ansiosa y deprimida, esperando noticias en casa.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Rilla, la de Ingleside.”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *