Descripción

–¡Qué horror! –gimió Toni. –¡Es una pesadilla! –se lamentó su hermano. El sol brilla y nosotros aquí en la escuela. Apenas podían creerlo, de tan horrible que aquello les parecía. Se veían pálidos, terriblemente pálidos y asustados .

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Fantasmas escolares.”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *