Descripción

Cierto ilustrador malhumorado (porque no le habían puesto sus cinco terrones de azúcar a su café) dibuja un oso triste. Era un oso que jamás en su peluda vida había probado la miel, jamás había visto un panal y nunca había escuchado el zumbido de una abeja. En un descuido, su hijo Joaquín se encarga de redibujarlo y hacer que el oso luzca mucho más contento.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El Oso que jamás había probado la miel”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *